Qué hacer

¿Qué visitar?

Alcázar de Milmanda

El Alcázar de Milmanda está emplazado sobre un cerro rodeado por el río Tuño. Construído sobre una ciudadela romana, en el s.X pertenecía al Monasterio de Celanova; en el s. XII fue reconstruído por la corona y cedido en señorío a Sancho Eanes.

Fue ocupado por Fernando I de Portugal, quien se instaló allí con su corte. Destruído por la Revuelta Irmandiña, fueron obligados a reconstruirlo. A mediados del s. XVI era una de las mejores fortalezas de Galicia. En el s. XVIII comenzó su decadencia; en su solar se edificó la iglesia de Santa María de Milmanda, utilizando de campanario una de las torres del castillo.

Hoy el recinto está muy bien delimitado y se conservan caminos de acceso con sus portales, murallas y torreones.

El señorío de Milmanda fue dado por Alfonso VII a Sancho Joanes, cuarto hijo del Conde de Allariz Fermán Joanes, en poder de cuya familia continuó hasta el siglo XIV, en que Enrique II lo confiscó despojando de él al ultimo Señor de Milmanda “Suero Yáñez de Parada”. El Señorío de Milmanda permaneció incorporado a la corona.

El antiguo castillo de Milmanda, edificado sobre un castro y rodeado por el río Tuño, figuraba en la jurisdicción del Monasterio de Celanova en el s. X.
Donado a Sancho Eames por Alfonso VII. Fue bastión de la Raia Seca cuando la separación de Portugal, pasando a manos del Conde de Benavente después de la guerra Fratricida entre Don Pedro I y Enrique II. Arrasado en la revolución Irmandiña, fue reconstruido por su importancia defensiva en las continuas disputas con el reino de Portugal.
Comenzó su decadencia en el Siglo XVIII, en el cual se construyó sobre la acrópolis la Iglesia Parroquial aprovechando como campanario uno de los cubos de la muralla. Hay pocos restos de su esplendor.

La antigua “villa de Milmanda “, donde, según documento de 1386 “había feria de los 2 a los 8 días primeros de cada mes”, pertenecía al ayuntamiento de Acebedo, provincia de Orense.

Monasterio de San Rosendo

Celanova es una pequeña villa ligada al monasterio de  San Salvador, fundado por San Rosendo en el s. X  y considerado como uno de los mejores de  Galicia.

Fundado en el año 936 en las tierras de su hermano, el conde Froila Gutierrez. La historia del monasterio siguió a la de otros monasterios gallegos: con la Exclaustración del XIX, el monasterio fue abandonado. La iglesia se terminó en 1653. Su interior es una perfecta obra barroca del maestro Melchor de Velasco, tiene planta de cruz latina con tres naves longitudinales y una transversal. Una balconada recorre toda la iglesia. El centro de la nave principal está ocupado por el coro bajo, de estilo barroco atribuido a Castro Canseco. El coro alto es más antiguo, de estilo plateresco-ojival de finales del XV, único en Galicia. En el edificio del monasterio, una de las piezas más interesantes es el claustro viejo o de las Procesiones, del siglo XVI, rematado con una ornamentación barroca en la que destacan las gigantescas gárgolas. El claustro nuevo es del siglo XVIII, de estilo neoclásico. Destaca el balcón corrido, que facilitaba el acceso a las celdas de los novicios. También es de destacar el majestuoso retablo barroco del altar mayor (1697); imágenes como la de San Benito; Santa Escolástica y Santa Gertrudis (S XVIII); la sillería del coro alto (S XV); la sillería del coro bajo (finales S XVII); urnas relicario de San Torcuato y San Rosendo (1601), de Juan de Nápoles, etc.

Capilla de San Miguel de Celanova

Es una auténtica joya mozárSan Miguel(2)abe, única en su estilo en Galicia. Fue fundada por Froila, hermano de San Rosendo, y construida en el año 940. Se encuentra en la antigua huerta del monasterio, detrás de la cabecera de la iglesia.
Mide 8,5 metros de largo por unos 6 m. de alto, ocupando unos 22 metros cuadrados. Tiene contrafuertes prismáticos, tejado a  dos aguas con cornisa achaflanada, ventana en saetera. Cubierta con bóveda de cañón con  directriz de herradura.

La entrada carece de adornos y sobre el dintel tiene una inscripción en latín  que hace mención a Froila.

Vilanova dos Infantes

Vilanova conserva un aspecto medieval, con alguna de sus antiguas casas señoriales, rodeando la torre del castillo, que fue derruído por los Irmandiños no 1467 y reconstuido más tarde.

Actualmente, la Fundación Terras de Celanova mantiene una hermosa exposición en la Torre de Vilanova.
Cada año, el 17 de mayo, se celebra en Vilanova la feria Raigame, de gran interés etnográfico. Si quieres saber más, puedes informarte en www.raigame.es

Castromao

castro-2.jpg (27915 bytes)

En esta parroquia se encuentra el castro del mismo nombre, que está situado a 738 metros sobre el nivel del mar en una elevación a modo de plataforma y con el río Arnoia a sus pies. La cumbre, demasiado rocosa, está libre de asentamientos. Posee una muralla de 500 m. de perímetro y un terraplén revestido de cachotería de 20 m. de alto y casi 2 m. de ancho. El acceso a la parte alta de la muralla estaba formado por unos rudimentarios escalones de piedra empotrados en la pared de la muralla.

Estaba situado en una zona atravesada por una vía romana (Via XVIII), lo que justifica la cantidad de restos de esa índole (monedas, cerámica, miliario, …) que se encontraron y que hoy lucen en el Museo Provincial.

Las viviendas son mayoritariamente circulares (3-6 m. de diámetro) sin que falten las elípticas y las rectangulares (7-20 m2), pero no todos los recintos parecen destinados a habitación. Las puertas están a una altura superior que el interior.

Santa Comba de Bande

scomba4.jpg (8942 bytes)

A 9 Km de Bande en dirección a Entrimo, se encuentra uno de los contados monumentos visigóticos de España.

Formaba parte de un antiguo monasterio femenino dedicado a Santa Comba (o Columbia), abandonado desde el siglo IX.

Vista desde el exterior, la iglesia es de pequeñas proporciones con muros recios. Tiene estructura de cruz griega con ábside un poco prolongado y dotado de cubierta propia.

En el interior puede admirarse toda la magnificencia de su estilo. Sobre los arcos de herradura, que forman el crucero, descansan las bóvedas de cañón, peraltadas, formadas con ladrillo de tipo romano. El cimborrio, con bóveda capialzada, le da una luz matizada. El arco triunfal se apoya en dos pares de columnas de capiteles romanos y visigóticos. La capilla mayor está recorrida interiormente por una greca de decoración visigótica de hojas de vid, y está alumbrada por una ventana absidal, rellena en su parte inferior con una losa y en la superior con una celosía de semicírculos de mármol.

En el interior se encuentra un sepulcro de mármol, de San Torcuato, desgastado por las raeduras de los devotos que se las llevaban como reliquias.

Aquis Querquennis

Barracones de tropa

Entre los pueblos de O Baño y Quintela, a unos tres kilómetros de Bande, tomando un desvío a la izquierda, hallamos el Campamento de Aquis Querquennis

Se trata de un campamento de origen romano, de época imperial y del que sólo existen en Galicia dos: uno en Cidadela (Sobrado dos Monxes-A Coruña) y éste en la Baixa Limia (Ourense). Estuvo ocupado por un destacamento militar subordinado de la Legión Séptima Gemina, que tenía su cuartel general en León. El campamento fue construido bajo el reinado de Vespasiano (69-79 d.C.), y abandonado aproximadamente en el año 120 d.C.

Aunque existen varias teorías sobre la finalidad de este campamento, la más probable es la construcción y posterior vigilancia de la Vía XVIII del Itinerario de Antonino o Vía Nova entre Bracara y Asturica (la actual Braga en Portugal y Astorga en León).

Esta construcción sólo se puede ver cuando el embalse lo permite, ya que la mayoría del tiempo está cubierta por sus aguas.

Antes de dirigirnos al campamento, podemos parar en el Centro de Interpretación Aquea Querquennae, donde conseguimos numerosa información, y podremos adquirir una guía que nos facilitará la visita a las excavaciones.

Termas

Termas-Bañeras

En el mismo enclave físico del Aquis Querquennis nos encontramos con las humeantes pozas de agua caliente de O Baño.

Las termas se componen por un conjunto de cuatro bañeras en las que en cualquier época del año suele haber numerosas personas disfrutando de su agua salutífera a la que se le atribuyen numerosos beneficios para la salud. En todo caso si lleváis ropa de baño es el momento de disfrutar de un baño diferente y relajante. Sin duda una buena forma de terminar la visita.

“Casa dos Poetas”

“Casa dos Poetas” (también conocida como “Casa de Curros”, ya que antiguamente esta edificación era la casa del poeta celanovés) es un nombre que se debe a que este es un proyecto museístico destinado a acoger, no solamente la vida y obra de Curros Enríquez, sino también de otros escritores ligados a Celanova como son Castor Elices, Celso Emilio Ferreiro y José Luis Méndez Ferrín, miembro activo y cabeza visible del proyecto. Este proyecto fue llevado a cabo gracias a la creación de la nueva fundación denominada “Fundación Curros Enriquez” en el 2004 (siguiendo el legado del antiguo Patronato Pro-Curros), que junto con el ayuntamiento está destinada a crear  y gestionar la Casa Museo de Curros.

El primer acto público en la casa despues de su restauración se da un 15 de septiembre, fecha propia del aniversario de Curros, y desde entonces ha recibido numerosas visitas y acogido otros muchos actos.

Esta casa es un edificio de características arquitectónicas típicas de una construcción vilega gallega del siglo XIX, construída en el año 1850 y unida, en el momento de su construcción por un patio interior propio de la construcción rural gallega, a una vivienda de configuración más rural, de la que se conserva aún una hermosa “lareira” en su antigua cocina. En la parte posterior del edificio se ubica una huerta adosada a este, que tiene como fin la organización de activiades poéticas, musicales, etc. al aire libre.

Cuenta con cuatro espacios diferenciados y se centra principalmente en la figura de Curros Enríquez; hay siete paneles retro-alumbrados y dotados de una cronología elemental, además de documentación gráfica y escrita y la reproducción de algunos manuscritos del propio poeta.

El horario de la casa es:

De martes a sábado, de 11h. a 13:30h. y de 16h. a 19h.

Domingos y festivos: de 11h. a 13:30h.

Dirección de la casa:

Fundación Curros Enríquez, calle Curros Enríquez, nº 37 (32800) Celanova.

Teléfono: 988 461176

E-mail: fundación@currosenriquez.com

Página web: www.currosenriquez.com

Rutas de senderismo

Sendero Celanova-Sierra del Leboreiro:

Distancia: 21.,8 Km.

Dificultad: media. Zona de montaña.

La ruta empieza en el cuartel de la Guarda Civil desde donde se observa una hermosa vista de la Torre de Vilanova dos Infantes. Continúa la ruta por el conjunto arqueológico de Castromao. Después de A Arrotea, un puente medieval permite cruzar el río Tuño. Ya en Milmanda, en Santa Eufemia destaca el peto de ánimas de la rectoral, lo más grande de la provincia.
En Bangueses de Abajo, última aldea de esta ruta, se conservan molinos de agua, alguno aún en funcionamiento.

El resto del recorrido, ya a una altura considerable, se rodea de bosques autóctonos de gran colorido durante la estación otoñal. Una vez en el poste 27, se puede optar por acercarse al número 23 (mámoa de la Mota Grande), 21 (P.R.G.31) o al 29 1ª (P.R.G. 33).

Celanova: un paseo por la historia de Galicia

Distancia: 18 km

Dificultad: media.

La ruta se inicia en el Alto do Portiño, al lado de la carretera OU-531, tomando hacia Einibó y continuando por viejos caminos de carro que bajan hasta a Carballeira de Mourillós y la Coutada, atravesando el “regato da serra” y llegando finalmente hasta la carretera OU-540 en O Cristal. Después pasa al lado de la iglesia de la Virgen del Cristal para subir a Vilanova por A Barronca.

Tras visitar la villa medieval de Vilanova dos Infantes, continua, por A Roda, hasta el alto de A Gandarela, donde toma una desviación hacia el depósito arqueológico de Castromao. “A chaira da Cortiña Grande”, ya en tierras de Amoroce, es el preludio de la subida por las laderas de Cachiquimbra hasta el alto de “A Casa da Neve”, desde donde se puede gozar de una hermosa panorámica de la vila y de la comarca. A partir de aquí empieza una larga bajada por Cañón, Casasóa y O Burgo, hasta llegar por el cementerio de San Verísimo a la villa de Celanova.

Ruta do Miradoiro

Distancia: 11,5 Km.

Dificultad: media. Zona de montaña.

La ruta se puede realizar a pie, a caballo, en bicicleta de montaña o en todoterreno.

La ruta do Miradoiro discurre por el ayuntamiento de Quintela de Leirado y empieza en el núcleo de Leirado, a las puertas del ayuntamiento, donde se encuentra un panel explicativo de la misma. Desde aquí cogeremos la carretera dirección a Xacebáns hasta el lugar llamado As Garaxes. Allí nos internaremos por un pequeño sendero de gran belleza natural siguiendo el curso del río Deva, atravesando un puente de piedra y rodeados de vegetación autóctona. Este sendero nos lleva al pueblo de Xacebáns, donde podemos gozar de la típica arquitectura rural.
Atravesamos el pueblo hasta llegar a un camino forestal, que transcurre monte abajo con una fuerte pendiente de ascenso hacia el alto de Penagache y con hermosas vistas panorámicas de toda la Sierra del Leboreiro. En este recorrido se puede observar fauna autóctona: conejos, perdices, corzos y caballos salvajes. El sendero acaba en el alto de Penagache a 1226 metros de altitud.

Fuente: terradecelanova.es

Oficina de turismo de Celanova

Dirección: Baixos da casa do Concello

Praza maior nº1, 32800 Celanova (ourense)

Teléf: 988432201

Correo electrónico:  turismo@celanova.es

Turgalicia:

Que hacer en Celanova

Posicionamiento web SEO